El Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente celebra el fin de curso con un acto jubilar

El Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente celebra el fin de curso con un acto jubilar

NOTICIAS. El Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer, ubicado en la localidad valenciana de San Antonio de Benagéber, celebra esta semana distintos actos de fin de curso, entre ellos la despedida de ocho colegiales que han finalizado su estancia en el centro y que participaron ayer en un acto jubilar en la capilla de la institución.

Los ocho jóvenes, de entre 15 y 24 años, “acaban este curso su estancia en la residencia del Colegio Imperial, en el que han recibido apoyo por su situación económica y donde han residido de lunes a viernes con la atención de sus educadores, y a partir de ahora vivirán con sus familias de origen y continuarán sus estudios o comenzarán a trabajar, según cada caso”, ha indicado José Ignacio Llópez, Clavario-Director del Colegio.

En este grupo de jóvenes “algunos dejan la residencia el Colegio Imperial con sus estudios universitarios finalizados y ahora buscarán trabajo y otros continuarán estudiando Secundaria o Bachillerato”, ha añadido.

En el marco de la programación de fin de curso, estos ocho jóvenes recibieron ayer un devocional cristiano con oraciones de San Vicente Ferrer y dirigidas al santo dominico “en una celebración jubilar que tuvo lugar ayer en la capilla del Colegio Imperial”, templo jubilar en el Año Santo Vicentino con motivo del sexto centenario de la muerte de san Vicente Ferrer.

Este acto, organizado por el Colegio Imperial, lo promueve cada año el Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer “para cultivar en estos jóvenes su devoción vicentina en esta nueva etapa fuera del colegio”.

En la celebración, en la que tomaron parte todos los alumnos residentes del Colegio, de Secundaria y Primaria, “los asistentes rezaron según los ritos jubilares, y los que cumplían las condiciones pudieron ganar el jubileo”.

En la celebración intervino el Padre José Castillo, autor del libro de oraciones, antiguo colegial y ex director del Colegio Imperial, que actualmente es Capellán mayor del Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer. Por parte de la entidad vicentina participaron el Lloctinent General, José Francisco Ballester-Olmos, y el secretario, Esteban González, quienes explicaron la vocación de la corporación vicentina y el sentido de su labor de difusión de la vida y obra de San Vicente.

El Colegio Imperial de Niños Huérfanos fue fundado en 1410 por San Vicente Ferrer para acoger a niños huérfanos y abandonados en Valencia. En la actualidad cuenta con 89 niños y niñas de diversas edades, que cursan estudios en el centro y son atendidos en el día a día por educadores.

Copyrights ©2018: Santvicentferrer.org
Desarrollado por Medianil Comunicación