Clausura del Año Jubilar Vicentino en la diócesis de Segorbe-Castellón

Clausura del Año Jubilar Vicentino en la diócesis de Segorbe-Castellón

El pasado lunes, 29 de abril, tuvo lugar la clausura del Jubileo por los 600 años de la muerte de San Vicente Ferrer. En muchas poblaciones en las que hay iglesias y ermitas dedicadas al santo dominico se han hecho celebraciones especiales. En Chilches, donde es patrón de la población, Mons. Casimiro López Llorente ha presidido una solemne Eucaristía y ha bendecido una imagen restaurada.

El Obispo declaró que las tres grandes características de San Vicente Ferrer fueron su santidad, su celo evangelizador y su trabajo por la paz y la unidad en la Iglesia y en la sociedad: “Ese es el legado que hemos mantener para seguir sus huellas y que nos siga protegiendo”, aseguró.

Haciendo un balance del Año Vicentino, Mons. López Llorente recordaba que “hemos podido experimentar la misericordia y cercanía de Dios a los largo de este año a través del Jubileo, el sacramento de la confesión y la indulgencia plenaria. Han sido hermosas la peregrinación diocesana, las celebraciones y tantos otros eventos”.

El delegado diocesano para el Año Santo, Marc Estela, explicaba que “el año Jubilar Vicentino ha venido marcado desde el inicio por la publicación de la Exhortación Gaudete et Exsultate del Papa Francisco, que tuvo lugar el mismo día que iniciaba dicho jubileo. Por tanto la celebración de este año ha sido una invitación a todos los cristianos a no conformarnos con vivir una vida mediocre, sino aspirar a la santidad para la que Dios nos ha creado”.

Ha sido una experiencia de gracia para la vida de la parroquia. Durante este año hemos profundizado en la figura de San Vicente Ferrer especialmente como predicador y anunciador del Evangelio y como sembrador de la paz”, recuerda el párroco de la Asunción de Chilches, Antonio Sanfélix.

Numerosas parroquias y ermitas dedicadas al Santo dominico han concluido el Jubileo con un sentimiento de agradecimiento. En Onda “ha sido un tiempo de gracia para poder conocer la figura de San Vicente y renovar nuestra devoción hacia él”, explicó el párroco de la Asunción, Domingo Galindo, de quien depende la ermita urbana. Quedará a partir de ahora la celebración de la Eucaristía los lunes en la ermita.

Borriol ha realizado la tradicional romería. En La Alcora también han celebrado este día. Su párroco, José Aparici, destaca el hecho de recibir el fin de semana pasado als “Peregrins de les Useres” con la reliquia de San Vicente, un objeto de devoción expuesto en San Vicente de Castellón, dentro de la muestra de La Llum de la Memòria, y que tuvo que recuperar hasta el día de hoy para las celebraciones.

 

Copyrights ©2018: Santvicentferrer.org
Desarrollado por Medianil Comunicación